Viena 2015

by

El viaje a Viena en 2015 se cocinó durante el año pasado a Ámsterdam cuando dos austriacos Heinz y Alexandra nos empezaron a contar las maravillas de patina en y alrededor de Viena.
No sabía nada de la ciudad y no había oído hablar de patinar en Austria pero Heinz pronto me envió “pruebas” en la forma de fotos, mapas, rutas e información sobre el Friday Night Skate. ¡Estaba convencida!
El FNS del 10 de Julio congrego alrededor de 1000 personas, una mezcla de patinadores y bicicletas, puesto que el evento esta organizador por el Partido Ecologista (Green Party) que promociona el uso de formas alternativas de transporte. La calidad del asfalto durante la ruta fue generalmente buena con muchas secciones de asfalto liso y plano que parecían interminables. No había muchas cuestas ni pendientes (algunas muy ocasionales y suaves)

El tour del sábado
Los Viajes de Skatefresh son tradicionalmente patinadas por zonas de campiña puesto que Europa tiene muchas más opciones para esto que en Reino unido donde el patinaje es muy urbano. En Viena esta sensación de campo está muy cercana a la ciudad en la isla de Danauinsel que es una larga y delgada isla en el Danubio donde solo hay pistas suaves y sin coches.
A Alex y Heinz se les unieron 2 marshalls expertos Roland y Ernstl que ayudaron a hacer que los días fueran tranquilos y divertidos. Mi más sincero agradamiento va a los cuatro por sus esfuerzos.
El tiempo fue perfecto, cielos azules y poco viento. El patinaje fue fluido, en liso y nunca lejos del agua y las vistas de la ciudad. La comida fue cordial y seguido
nos dimos un baño, tomamos el sol y por supuesto seguimos patinando. Por la tarde nos encontramos para disfrutar de una tradicional buffet Vienes seguido de un helado en las calles.

El domingo patinamos bajo un brillante sol alrededor del distrito central y de la calle Ringstrasse guiados por el extensor conocimiento de Historia y Arte de Andrew. Aquí nos encontramos con algunos adoquines antiguos y a veces con unas condiciones que suponían un reto. Algunos patinadores terminaros sus tur a la hora de comer con más oportunidades de nadar y relajarse. Los patinadores que quedaban aceleraron el paso para volver a la ciudad en menos de una hora Las fotos expresan más de lo que pueden decir mis palabras. Los mensajes de despedida del grupo de WhatsApp son un testimonio de la cohesión y de la franqueza de todos los participantes. Me encantaron las últimas palabras de todos al marcharse “Nos vemos en Copenhague” Julio 2016 en Copenhague está en pleno proceso de planificación

Leave a Reply