Asha por los suelos….

by

La consecuencia de esta caída fue una herida que yo pensé que se curaría y que no era seria, pero que de hecho todavía sigue conmigo y es responsable de mi período de baja, consultando con médicos y realizando terapia de rehabilitación.

A lo largo de este año he estado cojeando después de patinar y he tenido que ”editar” seriamente mis movimientos en patines, además de reducir mis jornadas de enseñanza. Ocasionalmente he sufrido punzantes dolores al patinar, andar o moverme, y durante meses los ignoré, llamándolos solo ”pinchazos”…  

Patine durante toda la temporada del verano Europeo y me mantuve fuerte con mi Yoga.

Pero no mejoró. 

Ahora estoy descansando de patinaje y realizando trabajo de fisioterapia y yoga y observando los resultados. Ya no cojeo, ¡así que es fantástico!

Cuando veo el video del momento exacto en el que me hago daño puedo ver exactamente lo que hice mal. En vez de poner casi todo mi peso en mi pierna de soporte (posicionando mi cabeza y torso sobre mi muslo izquierdo) puedes ver como mi cabeza se va hacia adentro (hacia mi lado derecho) y no estando sobre mi patín izquierdo. Si un Powerslide no tiene la proporción correcta de 85% 15% entonces no va a funcionar.

Esta foto muestra mi error incluso más claramente. En el momento 0:05 puedes ver que la flexión de mi rodilla en mi patín izquierdo es incorrecta. Mi rodilla debería estar tapando los dedos de mis pies y mi espinilla (como le digo a mis alumnos habitualmente) debería estar empujando el cierre de mi caña. Ninguna de esas dos cosas están ocurriendo lo que confirma que mi peso no estaba en la pierna de soporte.

Asha-falls-over

La razón por la que no puse mi cabeza y mi cuerpo sobre mi muslo izquierdo es muy simple. El cuádriceps de mi pierna izquierda estaba exhausto después de haber estado grabando Powerslide todo el día (creo que hice más de 150 Powerslide esa mañana, a 40º de calor y durante cinco horas). Así que para ahorrar a mi músculo el trabajo, moví mi cabeza de la pierna de soporte. Todo esto ocurrió de forma inconsciente por supuesto y en un mini-segundo.

¿Porque estoy compartiendo esta historias? Creo que la gente me observa patinando y cree que nunca me caigo. Es raro porque pocas veces me llevo al límite, pero podemos ver como el cansancio (físico y mental) puede impactar en nuestro patinaje a no ser que seamos conscientes de nuestros propios niveles de energía. Ten cuidado cuando sepas que estás cansado e intenta parar y descansar cuando lo estés. La ironía para mies que sé que estaba cansada pero era nuestro último día de filmación antes de dejar Brasil y quería terminar.

Incluso los patinadores experimentados como yo cometemos errores técnicos cuando estamos cansado y no centrados correctamente en lo que estamos haciendo. Pero creo que este video muestra algo muy importante. No importa quien seas y que estés haciendo, si tu técnica no es correcta, pueden arriesgarse y tener una lesión.

Casi ninguna caída es seria, pero todas las caídas tienen el riesgo potencial de causar heridas y ser dolorosas. Pocas veces caemos “por accidente”. Es normalmente algo que nos falta en la técnica o en la ejecución.

En mi caso el cansancio jugó un papel pero es tambien interesante dares cuenta de que ese es mi lado “malo” para esta técnica, así que necesita mí atención más que mi lado favorito y en ese momento mi atención no estaba allí.

Las lecciones personales que he aprendido de esta lesión son numerosas. Estoy aprendiendo que necesito cuidar mi cuerpo con descanso y trabajo físico si quiero continuar haciendo el trabajo que amo. Mi trabajo requiere que mi cuerpo este en forma, libre de lesiones y sé que esto consume tiempo de trabajo para llevarse a cabo pero al final se está convirtiendo en un increíble viaje de descubrimiento personal sobre mis propios límites, expectativas y autocompasión.

Creo que cada herida o enfermedad esta aquí para enseñarnos lecciones personales difíciles pero valiosas así que continuo aceptando las enseñanzas de mi cuerpo con amor, a pesar de los inconvenientes y el dolor. Quizás el mayor sentimiento que tengo en este proceso es gratitud. Gratitud hacia mi cuerpo por los 15 años de patinaje sin queja que me han traído muchísima alegría y satisfacción.

Habrá muchos más años para mí en patines, de eso estoy completamente segura.

Espero que este video te inspire para mejorar tu patinaje buscando la comprensión de lo que es correctamente técnico y lo cerca que estas de conseguirlo. Cuanto más conscientes podamos ser sobre nuestras ruedas, más seguros estaremos.

Leave a Reply